Aseguran que la provisión de gasoil está lejos de normalizarse

0

Las petroleras con asiento en el país argumentan que producir combustibles y venderlos en el mercado nacional les genera cuantiosas pérdidas. Por eso desde siempre habían pedido una actualización constante en los precios. Ante la negativa del gobierno nacional, el factor de presión para conseguir su objetivo fue limitar al máximo la provisión a las estaciones de servicio. La última suba de valores hizo creer a muchos una salida al problema. Pero eso no ocurrió porque, según los propietarios de estaciones de servicio, a pesar del incremento el desabastecimiento de gasoil continúa.

Así lo confirmó este domingo el titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles de San Luis. “El abastecimiento en la última semana mejoró un poco. No está normal ni mucho menos. Apenas hubo un alivio. Nos envían un camión más respecto a las semanas anteriores, igualmente está lejos de normalizarse”, señaló el dirigente.

El problema se siente con mayor o menor intensidad según la región. Y aunque en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) el desabastecimiento casi no se percibe en los surtidores, empresarios del sector protestaron en esa ciudad con una multitudinaria movilización y el corte de tránsito en diversos ingresos con camiones cisterna.

“La protesta se llevó adelante en Buenos Aires para ver si podemos ser escuchados. Ellos no tienen problemas de provisión, pero si no reclamamos allí es como que el drama no existiera. Quisimos tener visibilidad y pienso que lo logramos”, dijo Gianello.

En torno a la cantidad de cuotas de provisión que las petroleras otorgan a las estaciones de servicio, a pesar de la última suba de precios, sigue siendo idéntica a la que había cuando explotó la crisis.

“La relación con las petroleras sigue siendo pésima. Si bien ahora nos hacen esperar menos días para enviarnos los camiones, para cuando llegan ya hace varias horas que nos hemos quedado sin gasoil. La realidad es que llegando a fin de mes ya se te terminan las cuotas para adquirir combustible”, explicó el comerciante puntano.

En estos meses del año, en plena cosecha de granos, el sector más afectado por el desabastecimiento es el agro y toda la cadena que deviene de este flujo económico. El conflicto impacta en todas las economías regionales. “El combustible llega en cuotas a las estaciones de servicio”, aseguró la Sociedad Rural de San Luis mediante un comunicado emitido hace unos días.

En el texto, los representantes de un sector del campo sanluiseño advirtieron que la situación afecta a la cosecha de maíz en la provincia, ya que precisan gasoil para sus máquinas y camiones. Para esta temporada fueron sembradas unas 350 mil hectáreas.

Compartir