Brahian Cuello: “Tengo ganas de hacer un cambio de aire”

0

El volante está cómodo y agradecido con su club, pero busca otros desafíos a futuro. Tiene contrato hasta junio de 2021 con el “Verde”, aunque desea dar un salto futbolístico en su carrera.

Brahian Cuello, el dinámico volante de Sportivo Estudiantes, pasa sus días desde el inicio de la cuarentena en la tranquilidad familiar en su querida Villa de Merlo. Aguarda por la vuelta a las prácticas mientras hace entrenamiento funcional por su cuenta para no perder la forma física durante este parate.

Es uno de los jugadores que más partidos disputó en el último torneo; también uno de los más regulares y junto a otras joyas de las inferiores, es uno de los activos más importantes que tiene el “Verde” para comercializar.

El tiempo de inactividad le permitió pensar en lo que quiere para su futuro futbolístico y también le sirvió para mejorar sus dotes como asador, una asignatura que tenía pendiente y en la que asegura que viene perseverando domingo a domingo.

“Tuve la suerte de poder venirme a mi pueblo y tener cerca a los míos, que fue muy positivo para llevar la cuarentena, pero extraño mi rutina de levantarme temprano, ir a entrenar, ver a mis compañeros y compartir. Pero en líneas generales la pasé bien en este tiempo y ahora disfruto un poco más de que en la provincia se pueden hacer varias cosas, a comparación de otros lugares”, contó Brahian.

“Desde que el plantel quedó licenciado no nos enviaron más entrenamientos, pero cuando me vine me traje algunos elementos del club para poder trabajar en casa y además estoy entrenando con dos amigos preparadores físicos (Matías Andriani y Nicolás Burruchaga), que tienen un proyecto de entrenamiento acá y siempre me dan una mano”, aseguró.

El volante tiene un vínculo contractual que lo une con Estudiantes hasta junio de 2021 y con un lustro en el club, el jugador siente que va llegando el momento de buscar algún otro rumbo.

“Por ahora estoy expectante a lo que pueda salir. Sabemos que la situación económica no es la mejor, pero tengo ganas de cambiar de aire, de buscar otro rumbo. Creo que con un poco más de cuatro años en el club es un buen momento para buscar otro destino, tener otros desafíos por delante para crecer futbolísticamente”.

Lo del merlino es una expresión de deseo, pero en su mente está la gratitud por el club: “Está claro que mi cabeza está en Estudiantes y si me tengo que quedar voy a seguir siendo feliz. Espero que si sale alguna propuesta sea algo positivo tanto para mí como para el club en lo económico. Me gustaría que algo quede para la institución por todo lo que me dio en el arranque de mi carrera y la forma en la que me trataron siempre”, destacó Cuello.

El 2020 no mostró su mejor versión de juego, pero a su favor hay que decir que su nivel de juego tuvo altibajos como el de todo el equipo, con buenos partidos y otros no tanto.

“Creo que no venía siendo el mejor año en lo personal, pero lo que más rescato es que pese a todo me tocó jugar la mayoría de los partidos y eso es algo positivo, porque tuve algunos problemas personales que pude dejar atrás”, cerró el joven de 22 años.

Nota: Gentileza “El Diario de la República”

Share.