Conmoción en San Luis por el crimen de la psicopedagoga Mónica Ramos; la apuñalaron y se robaron el auto

0

A la reconocida docente la encontraron sin vida en el baño de su casa los bomberos ya que domicilio se estaba prendiendo fuego. Si bien la Justicia mantiene hermetismo alrededor del caso, allegados sostienen que la mujer fue víctima de un hecho de inseguridad. Con un arma blanca la hirieron en el cuello y en el tórax.

Cuando se conoció su muerte, el ambiente educativo de la provincia se llenó de dolor. Ramos tenía 61 años y se desempeñaba como secretaria académica del Instituto de Educación Física “Juan Pascual Pringles” (que forma además periodistas deportivos). Fue funcionaria en el ministerio de Educación de la Provincia y también ocupó cargos en el Instituto de Formación Docente. El año pasado se había jubilado y como tenía una gran vocación por su trabajo se mantenía activa en el ámbito de la educación privada.

Vivía sola en su casa ubicada sobre calle Belgrano. Su muerte causó conmoción y pedidos de justicia.

Esta noche, pasadas las 22:30 la oficina de prensa del Poder Judicial comunicó el resultado de la autopsia. La profesora murió por un “hock hipovolémico por herida de arma blanca”.

El instituto donde trabajaba Ramos fue el primero en expresar la tristeza este martes por la tarde. Por el cargo que ocupaba tenía un contacto directo con los estudiantes, quienes también la despidieron con pesar en las redes sociales.

“Querida amiga del alma, mejor persona, gran profesional de la educación, parte de nuestra familia educativa. Seguirás haciendo ruidos con tus tacos en los pasillos, tu alegría y positivismo. El amor y delicadeza en el trato con los alumnos y docentes. No merecías este final!!!!!!”, escribieron en perfil de facebook del instituto que decretó tres días de duelo.

Además compartieron la foto donde se la ve junto al auto que hoy, después de matarla, se llevaron de su vivienda: un Peugeot 308 blanco.

Los bomberos fueron alertados minutos antes de las 14 por el humo que salía de la vivienda. Una vez adentro comprobaron que el fuego se había iniciado en una habitación. Cuando revisaron la casa, los socorristas se encontraron con la mujer sin vida en el baño. En su parte oficial, la Policía informó que estaba “boca abajo y presentaba heridas de arma blanca en el cuello y en la zona torácica”.

Allegados a la mujer le confiaron a El Chorrillero que Ramos se sentía insegura y que en la Comisaría 2º había denunciado una situación que la mantenía preocupada. Por eso tomaba todas las precauciones para salir y entrar de la casa. Las sospechas apuntan a que la docente fue víctima de la inseguridad que se vive principalmente en la capital puntana.

Este medio pudo averiguar que Ramos (como otros tantos casos que se denunciaron al mismo tiempo y que El Chorrillero reflejó el 3 de diciembre del año pasado) advirtió a la Policía que recibía llamados al número fijo de su casa. Alguien se hacía pasar por su hijo y le decía que estaba en el hospital, con el cuento de que necesitaba dinero urgente. Esas comunicaciones la tenían insegura y con miedo.

Con ese famoso “cuento del tío” que se repitió en varias zonas de la ciudad, los ladrones lograban sacar importantes cifras de dinero (todos los damnificados fueron jubilados).

Ninguno de los hijos de la docente está en San Luis. El varón vive en Mendoza y la mujer (que es médica) vive en Francia. Por estas horas está haciendo los trámites para viajar a la Argentina.

“Hasta anoche (por el lunes) estuvimos acá, hoy era el cumple de un profesor, por el grupo saludó como a las 9 de la mañana, y a las 11:35 ya se desconectó de whatsapp. No lo podemos creer, nunca pensamos que podía pasarle algo así. Estamos destrozados”, contó a este medio Ana Maldonado, la directora del profesorado donde Ramos trabajaba.

La directiva tenía una amistad de “años” con Ramos, por eso fue una de las personas que llegó a la casa ni bien le avisaron que se estaba incendiando. “No me dejaron entrar, tal vez porque estaba conmovida. Su hijo que vive en Mendoza estuvo con ella todo el fin de semana, y hoy tuvo que volver por esto”, relató Maldonado.

Recordó que su colega fue funcionaria en el ministerio de Educación de San Luis y que fue secretaria académica del Instituto de Formación Docente de la provincia. Además puntualizó que tenía una importante formación académica. “Sabía muchísimo, era diplomática y tenía un gran trato con nuestros alumnos. Con ella nosotros éramos felices acá”, destacó.

También fue directora de la Escuela La Rioja Nº 314 y profesora de lengua y literatura en el Colegio Nº 8 “Mauricio Daract. Sus colegas las recuerdan hoy como una docente activa, participativa, que ha marcado una trayectoria importante en la provincia.

“Esto no puede quedar en el silencio. A nosotros nos han sacado algo muy querido”, dijo al final.

Sus amistades no descartan convocar a una marcha para pedir justicia.

Nota: El Chorrillero.com


Share.