El Gobernador estuvo en Villa de Merlo

0 comments

Alberto Rodríguez Saá reafirmó ayer que San Luis “es el verdadero cambio” y contó que la Provincia invirtió más de 82 millones de pesos en obras en Junín. El encuentro fue en el polideportivo del Club General San Martín. El mandatario confirmó lo anunciado el día anterior por el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá sobre las obras de salud pública en la Villa turística e invitó a los jóvenes a sumarse al trabajo de la Secretaría de la Juventud.
“Nosotros somos el cambio, fuimos el cambio y seguiremos siendo el cambio”, dijo Rodríguez Saá. Además recordó que el gobierno nacional no le envía fondos a la Provincia. “Pero no importa, nosotros seguiremos trabajando”, remarcó. Y agregó: “Tenemos los sueldos más altos del país”.
El Gobernador estuvo acompañado por el ministro de Educación Marcelo Amitrano, el ministro de Infraestructura Felipe Tomasevich, el presidente del Concejo Deliberante de Merlo, Edgar Amaya –a cargo de la Intendencia por licencia de Rody Flores-, la intendenta de Los Molles Sandra Altamirano, la intendenta de Carpintería Llani Arias, la senadora provincial Gloria Petrino, concejales del PJ merlino y representantes de la Juventud Peronista del Departamento Junín.
El mandatario reafirmó el anuncio que hizo Adolfo Rodríguez Saá el viernes en Merlo sobre la construcción de áreas de quimioterapia, neonatología y terapia intensiva en el nuevo hospital de la ciudad, que empezará a funcionar en diciembre. La inversión que el Gobierno hizo para su construcción fue de más de 126 millones de pesos.
Rodríguez Saá celebró también la culminación de la obra en la nueva escuela que se ubica en la entrada de Merlo sobre ruta 1, que tuvo una inversión de 21 millones de pesos. Allí funcionará, entre otras instituciones, la Universidad Nacional de los Comechingones hasta que la casa de estudios realice la construcción de su propio campus universitario.
“Los jóvenes no son el futuro, son el presente”, dijo Alberto Rodríguez Saá y recordó que ellos son el 60 por ciento de la población mundial. “Por eso merecen ocupar espacios de poder”

albert