En los últimos 10 días, el pan subió hasta un 80%

0

La actualización se debe a los aumentos registrados en el precio del bolsón de harina, que ronda los $2 mil.

Pese al intento de los referentes panaderos por mantener precios estables, el escenario de la inflación llevó el pan por las nubes. Si bien cada empresa tiene sus propias realidades, en general el incremento llega hasta el 80% y tiene una relación estrecha con el aumento de la harina.

“Para dar una idea, hace 3 semanas el bolsón de harina, que trae 25 kilos, estaba en $1.200. Ahora tiene un valor de $2 mil. Además, todos los insumos subieron: la grasa, el aceite y el azúcar, entre otros. Antes del aumento, el pan salía $130 el kilo, ahora lo tengo a $200.

Un ejemplo muy claro es lo que ocurre con los huevos, que son elementales para el rubro. El medio cajón se conseguía en $1.300 en diciembre, a mediados de enero pasó a $1.800 y ahora se puede encontrar hasta en $2.800”, señaló Antonio Teruel, quien atiende una panadería del barrio Vial Nacional.

El gerente de un local ubicado en la avenida Juan Gilberto Funes, Gastón Castro, indicó que en su caso particular el kilo de pan pasó de $120 a $190. Explicó que en lo que va del año hubo al menos cuatro subas, que se proyectaron en pequeños porcentajes paulatinos. Señaló que trataron de no trasladar inmediatamente esos valores a los clientes, para no impactar en un producto que es delicado desde el punto de vista social, pero se tornó en una situación inviable: la última modificación del valor de la harina, que fue brusca, se sumó a los valores no actualizados.

“En nuestro caso vimos un impacto del 50% en la harina. Más allá de lo que significó esa fluctuación, tuvimos que afrontar el hecho de que los productores tenían escasez. Para ejemplificar las subas, la docena de facturas la tenemos actualmente en $450 y estaban en $350 previo al aumento”, analizó.

“El resto de los insumos creció entre un 20% y un 30%. Tuvimos que buscar otros molinos. Este es un tema en el que influye hasta la guerra de Ucrania, ya que Rusia es uno de los grandes productores de trigo a nivel mundial. Al no saber qué va a pasar, el precio de las materias primas se disparó”, agregó.

La mayoría de los referentes coincidió en que el contexto mermó las ventas. El propietario de una panadería ubicada en avenida Sarmiento, Héctor Gitto, manifestó que los viajantes informan nuevos presupuestos cada vez que llegan al local.

“Nunca hubo una suba como ahora, los incrementos seguirán. El tema de la harina es algo que no se había visto jamás. La gente compra menos. Uno aguanta lo que más puede, pero es imposible mantener los precios. En mi caso consigo el bolsón de harina entre $2.000 y $2.200. Es un tema bastante pesado, esperemos que se solucione”, expresó.

Nota: El Diario de la República

Compartir