LA DESPIDIERON Y SE ENCADENÓ

0 comments

Marcela Gómez, al conocer sobre su despido decidió encadenarse en las puertas del nosocomio y explicar ante los medios lo sucedido. Denuncia persecución por parte de las autoridades sanitarias y solicita ser escuchada porque “le quitaron el futuro”.

La mujer manifestó ante el portal informativo elchorrillero.com que fue “la única” a la que no le renovaron el contrato en la dependencia y exclamó “mis derechos valen, mi dignidad vale y me han roto el corazón”.

La mujer de 47 años, protestó e hizo conocer su indignación ante el despido, al tiempo que agregó: “En este momento estoy con miedo, no me interesa la política, solo quiero y necesito trabajar”.

Está convencida que fue despedida porque hizo un comentario. “A veces me da vergüenza y pena que en enfermería no tengamos ni camillas ni cuellos ortopédicos, por si ocurre algo fuera del hospital”, dijo y por estas palabras la dejaron sin trabajo.

 

encadenada