Mendoza: imputaron a un adiestrador de perros rastreadores por “plantar” pruebas falsas

0

Marcos Herrero estuvo involucrado en el caso de Guadalupe Belen Lucero en la provincia de San Luis.

Marcos Herrero, un adiestrador de perros de rastreo de personas fue imputado de “plantar” restos óseos y otras pruebas falsas en una causa relacionada con la búsqueda de Viviana Luna, quien está desaparecida desde diciembre de 2016 en la localidad mendocina de Potrerillos.

Herrero, oriundo de Río Negro, actuó en casos de resonancia mediática y fue apresado el viernes pasado en esa provincia y trasladado a Mendoza por pedido de la Justicia local.

El sospechoso se negó a declarar ante la Justicia mendocina y el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello le imputó los delitos de falsa denuncia, falso testimonio, encubrimiento y usurpación de títulos y honores.

Sus perros no están certificados por la Dirección Nacional de Cinotecnia del Ministerio de Seguridad de la Nación y el laboratorio de Huellas Genéticas de Mendoza pudo determinarse que plantó restos óseos de un mismo cadáver con perfil masculino en diferentes escenas ya rastrilladas. Los huesos hallados en Potrerillos son iguales a los que el rastreador encontró en San Cruz al participar contratado por la familia de la búsqueda de una mujer identificada como Marcela López, quien fue vista por última vez en mayo último en esa provincia.

Miguel Marino, a cargo del laboratorio perteneciente al Ministerio Público, dijo: “Lograron tener un perfil masculino” de los restos óseos supuestamente hallados por Herrero en el inmueble de Potrerillos y añadió que “surgió la inquietud de ver si los huesos que se habían hallado en Santa Cruz pertenecían al mismo individuo”.

Por su parte, el fiscal en jefe Fernando Guzzo resaltó que “de todas las sospechas que había en otras jurisdicciones, nadie había hecho hasta hora este trabajo minucioso para poder llegar a estas conclusiones” y añadió que “existe una firme posibilidad de que frente a la contundencia de la prueba esto pueda terminar prontamente en un juicio abreviado”.

Se ordenó la intervención de los celulares de Herrero e integrantes de un grupo de voluntarios pertenecientes a la organización Kunti K-9 que colaboraron con el ahora causado y una mujer perteneciente a ese grupo durante un llamado telefónico dijo que había advertido en un video grabado durante los rastrillajes que el adiestrador habría plantado la prueba arriba de un placar.

(Minuto Uno)

Compartir