Merlo- Queremos parir en nuestra ciudad

0

No poder parir en tu ciudad, en tu pueblo, una problemática que pone en el paredón al sistema de salud de San Luis.

A  la ansiedad, los preparativos, los miedos, lo nuevo hay que agregarle la posibilidad de parir en una ambulancia si no llegas al hospital con la anticipación necesaria.

En el mes de la mujer se realizan actividades que se promocionan en las redes sociales, se llevan a cabo desde el hospital público, las promueve el ministerio de salud. ¿Y el parto?  Las mujeres tienen derecho a un parto respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos.

En el mes de la mujer, embarazadas y familiares deciden salir a la calle a reclamar bajo la consigna: “Panzas que hablan”, piden nada más y nada menos que poder tener sus hijos en el hospital público. Un hospital regional. Este tema involucra no solo a las mujeres de Merlo desde hace años, sino también a mujeres de toda la región.

Mujeres que viajan a San Luis derivadas y no están en fecha y deben volver a viajar para seguir esperando en casa. Mujeres que tienen sus hijos en el camino. Mujeres que no cuentan con recursos económicos para el gasto que implica la movilización familiar cuando la pareja debe viajar y los otros hijos quedan en la ciudad.

Las mujeres marchan este viernes reclamando algo que no debería bajo ningún punto de vista estar en cuestionamiento cuando Merlo cuenta con un hospital regional.

Radio Alternativa dialogó con Ángeles, una mujer que está embarazada, tiene cinco hijos y espera que las futuras madres de la Villa de Merlo puedan tener sus hijos en el hospital público sin tener que viajar. “No queremos ser derivadas para tener nuestros hijos y correr el riego de tenerlos en ambulancias que no están preparadas ni cuentan con los elementos necesarios para ello; invitamos a los papás, abuelos, hermanos, necesitamos que se resuelva”

La convocatoria es para este viernes 22 frente al hospital Madre Catalina a las 15 hs.

“Queremos que sea tranquilo pero con ruido, queremos tener nuestros bebes en Merlo sin correr ningún riesgo”.

Compartir