Un cliente del Supervielle denunció el robo de su dinero

0

A un músico y profesor le sustrajeron 64.570 pesos. La entidad bancaria no le dio respuestas concretas. 

Su hermano y sus amigos más cercanos le dieron una mano para que pudiera afrontar sus gastos mínimos, pero igual Mariano Salas atravesó un mes de mayo amargo, porque, tal como les ocurre a varios clientes puntanos del banco Supervielle en la actualidad, sufrió el vaciamiento de su cuenta sueldo y terminó denunciando lo ocurrido como una estafa ante la Policía. Ahora, junto a su abogado, iniciaron la demanda judicial.

El músico y docente había cobrado su salario y se disponía a comenzar a pagar sus impuestos y a hacer sus primeras compras cuando descubrió que todo su dinero desapareció de un momento a otro. Cuando fue a reclamar al banco le dijeron que desconociera la transferencia y luego recibiría noticias sobre la recuperación de sus fondos. Días después, una notificación vía home banking le avisó que el banco Supervielle no podía darle respuestas, ya que, por los movimientos dentro de la cuenta sueldo, aducían que fue él quien transfirió el dinero. El damnificado no solo negó esa transacción, sino también desconoce el destino hacia donde fue a parar la plata.

“Todo ocurrió el viernes 29 de abril. Había cobrado mi sueldo y me quedaban $64.570. Miré mi home banking temprano y todo estaba en orden. Pero a eso de las 18 fui hasta el centro a hacer una compra y en el comercio me dijeron que tenía fondos insuficientes. Me pareció muy raro y volví a mi casa para ver mi estado de cuenta desde mi computadora. Ahí observé que no tenía un peso. Me habían sacado todo el dinero y según los datos de mi caja de ahorro, la transferencia se hizo a las 17:16 y que el dinero fue a parar a un banco llamado Prex, que, según pude investigar, funciona en Uruguay. Yo no tengo cuentas en ningún otro banco y menos en uno fuera del país. La plata me la sacaron, fue una estafa y me quedé sin un peso para el resto del mes”, contó Salas en diálogo con El Diario de la República.

“Al otro día llamé a la casa central del banco Supervielle. Hice la primera denuncia de manera telefónica. El lunes siguiente fui al banco, a la sucursal de San Luis, a denunciar lo que me pasó de forma presencial y firmé otra denuncia, el reclamo, de puño y letra. Firmé una declaración jurada que indicaba que no hice esa transferencia que figuraba en mi home banking. Allí me dijeron que en mis movimientos se observaba que desde mi cuenta se había hecho ese depósito a nombre mío al banco Prex. Luego de eso me dijeron que esperara, que desde el Supervielle se comunicarían conmigo para ver cómo avanzaba el caso. Pero a los tres días me llegó una notificación de ellos diciendo que no correspondía fraude porque yo, supuestamente, había hecho esa transferencia, por toda esa plata, a mi cuenta de Mercado Pago. Pero si hubiese hecho eso el dinero estaría en mi cuenta y no es así. Fue una respuesta absurda del Supervielle. Se cerraron en que no correspondía ningún fraude y que no podían hacer más nada”, relató el músico y concertista puntano, quien se desempeña como docente en la Universidad de La Punta y en la Escuela de Bellas Artes N° 2 “Nicolás Antonio” de San Luis.

“Me hicieron un daño terrible, porque soy un trabajador. Me gano mi salario como docente. Era la plata que había destinado para vivir ese mes. Pasé días muy malos, momentos feos. Gracias a mi hermano y mis amigos pude zafar con algunos gastos. Por eso quiero una respuesta, que al menos me devuelvan el sueldo que me sustrajeron. Yo no transferí ninguna plata a ese banco uruguayo. Sé que hay miles de puntanos con el mismo problema y no puede ser. Por eso quise contar lo que me pasó y ojalá nadie más lo sufra”, reveló el músico y docente.

Nota: El Diario de la República

Compartir