San Luis: Campaña para prevenir la triquinosis

0

La triquinosis es una enfermedad que puede transmitirse a los seres humanos a partir del consumo principalmente de chacinados y embutidos provenientes de animales porcinos enfermos y puede provocar serios problemas de salud.

“Las recomendaciones están siempre vigentes sino que se hace un especial hincapié en esta época del año donde bajan las temperaturas y se elaboran mayor cantidad de tipos de alimentos como embutidos, salazones, encurtidos que pueden ser potencialmente peligrosos para la salud si no provienen de un animal porcino que haya sido analizado correctamente”, afirmó Oscar Cheratto, médico veterinario y Jefe del Subprograma Producción Pecuaria del Ministerio de Producción.

Asimismo dio detalles sobre esta enfermedad: “La triquinelosis, también llamada triquinosis, es causada por un parásito llamado trichinella spiralis, de forma redondeada que adopta la forma de un espiral en los quistes de los pacientes o de los animales que lo padecen. Está estrechamente relacionada con el consumo de carne de cerdo contaminada”.

Y destacó: “El saber popular dice que solo la transmiten los cerdos domésticos, pero es importante mencionar que los jabalíes también pueden transmitir la enfermedad”.

Con respecto a la procedencia de la enfermedad en los animales, Cheratto, afirmó: “Es una enfermedad ampliamente distribuida, se cree que puede ayudar a esparcirse entre los distintos rodeos, el consumo que hacen accidentalmente los cerdos de roedores, que puede ser el modo de transmisión de un establecimiento a otro”. Y agregó: “En los porcinos es una enfermedad que clínicamente no puede detectarse en el animal en pie, es necesario un examen post mortem, es decir, luego de producida la faena se debe realizar una digestión artificial que es un método que imita lo que ocurre en el tracto digestivo humano. Este método de diagnóstico es el oficial y garantiza que las muestras que dan negativas no poseen larvas con capacidad infectante para los humanos.

El riesgo comienza cuando a los animales no se los somete a este análisis. Las personas pueden consumir carne de cerdo incluso con falta de calor, es decir escasamente cocida, y la trichinella sobrevive y puede infectar al humano.

Las salazones, los encurtidos, los ahumados no matan a la trichinella y se transforman en potenciales vías de contagio cuando la carne proviene de un animal enfermo.

La recomendación para las personas es no consumir carne de cerdo doméstico o de cerdo salvaje jabalí sin antes haber hecho este examen de digestión artificial. Que solo obtengan chacinados en establecimientos habilitados y no en lugares informales en los que no se puede demostrar la inocuidad y la trazabilidad del producto adquirido.

Para consumir carne de cerdo se debe hacer con una correcta cocción, que no queden zonas rojas sobre todo en la zona próxima al hueso. Las salazones y todos los elaborados provenientes de animales porcinos tienen que tener el respaldo de la cuestión sanitaria, es decir un rótulo que tenga la información sobre lo que se está consumiendo. Si es de una manufactura casera y, para consumo casero, se debe hacer luego de que se haya hecho el examen necesario.

Cabe destacar que la triquinosis no se transmite de persona a persona, sino a través de la ingesta de alimentos contaminados. Algunos de los síntomas que presenta la enfermedad en las personas son fiebre alta, hinchazón, picazón en los párpados de los ojos y fuertes dolores musculares, al punto de limitar la capacidad motriz de la persona. En el caso de presentar estos síntomas diríjase al centro de salud más cercano.

¿Dónde pueden realizar el análisis aquellas personas que faenen animales porcinos?

El Laboratorio del Campo, dependiente del Ministerio de Producción, se encuentra abierto a la demanda externa particular. El organismo presta servicios para el cuidado de la salud comunitaria. Aquellos productores porcinos que deseen realizar estos análisis pueden comunicarse al teléfono (0266) 4452000, interno 3288, y así obtener mayor información.


Share.