Todo listo para recibir a los turistas este verano

0

El 15 de diciembre es la apertura oficial de la temporada. Los visitantes no tendrán que pedir ninguna autorización previa, pero sí tendrán que hacer una declaración jurada en la que aseguren que no tienen coronavirus y contar con la cobertura de obra social o prepaga nacional.

Los protocolos ya están, la fecha de inicio de la temporada es el 15 de diciembre y los operadores turísticos de toda la provincia tienen todo listo para recibir a los visitantes que vengan desde cualquier parte del país. Después de la experiencia del turismo interno que se habilitó durante las vacaciones de julio y algunos fines de semana largo, ahora viene la gran prueba para uno de los sectores más golpeados por la pandemia de coronavirus.

El coordinador de la Secretaría de Turismo, Luis “Piri” Macagno, confirmó que “los habitantes de San Luis se podrán movilizar por todo el territorio provincial sin necesidad de ningún trámite previo”. En cambio, quienes lleguen desde otras provincias tampoco tendrán que pedir autorización para ingresar, pero al llegar a la localidad donde pasarán sus vacaciones deberán hacer una declaración jurada en la que aseguren que no tienen síntomas compatibles con COVID-19. También deben contar con una cobertura de una obra social de alcance nacional, para cubrir las contingencias en caso de contraer el virus. Y además tener el Certificado Verano para poder realizar un seguimiento de sus actividades, trayectos y trazabilidad de manera online.

“Los protocolos de los servicios turísticos ya están aprobados desde julio, aunque hubo que hacer alguna pequeña adaptación como incorporar la aplicación ‘Trazar’, porque en aquel momento no estaba disponible. Pero el resto ya los conocen, los han utilizado y son los que se usarán en la temporada de verano. Con lo cual, transporte, alojamientos y guías de turismo ya tienen sus protocolos vigentes”, aseguró Macagno.

“En lo que más hace hincapié cada protocolo es en el uso adecuado de los espacios comunes, que ya están contemplados en los de otras actividades. Por ejemplo, se pide evitar el desayuno en la modalidad bufet autoservicio, y se recomienda hacerlo en la habitación o personalizado y escalonado por turnos, para que el salón nunca esté completo. En estos tiempos que se autorizó el turismo interno, en las cabañas se ofrecía a cada huésped un horario para que pueda hacerlo, evitando estar con otros en el mismo espacio común.

En cuanto a restaurantes y bares, aclaró que “ya tienen sus protocolos autorizados con anterioridad, por lo que en cada ciudad turística se respetará la ocupación por metro cuadrado, el distanciamiento, el uso de tapabocas, la disponibilidad de alcohol en gel y el uso de utensilios personalizados”.

Según explicó “para las personas que vengan de otras provincias lo más importante era la confirmación de la fecha de apertura de la temporada que ya quedó establecida para el 15 de diciembre, que además era un pedido que nos estaba haciendo el sector turístico, para poder programar su trabajo”. También señaló que se va a establecer un monitoreo de las posibles situaciones que se les presenten a los turistas, a través de canales digitales. “Ya estamos armando en conjunto con el Programa Juventud unas brigadas en todos los puntos turísticos para generar concientización y promoción; para recordarles a los visitantes que se tienen que cuidar para cuidarnos a nosotros”.

El funcionario provincial indicó que espera “una buena temporada”, aunque enseguida aventuró que será “una temporada atípica y única, difícil de comparar con las anteriores. Pero entiendo que todos van a poder trabajar. Incluso los grandes hoteles de la ciudad de San Luis que no tenían planeado abrir ya están ofreciendo sus servicios”. Por eso dijo que ve “unas ganas muy fuertes de parte del sector para ponerse a trabajar y empezar a recuperar todo lo que perdieron durante estos meses, porque el impacto económico que provocó la pandemia de coronavirus en el turismo fue inédito”.

El exconcejal destacó que “fue un gran logro de la Secretaría de Turismo y todo el equipo que trabajó en conseguir que San Luis certificara calidad a través del sello internacional ‘Safe Travels Stamp’ que otorga el Consejo Mundial de Viajes y Turismo a los destinos cuyos protocolos están en línea con los estándares internacionales”. Además, señaló que “es el primer sello de calidad que tiene la provincia de San Luis en materia de turismo en toda su historia”. Y agregó que “esto nos pone en una situación muy ventajosa a la hora de competir con otras provincias que aún no lo tienen”.

Por el conocimiento adquirido en las recorridas que hizo durante el año por el interior provincial, Macagno expuso que “las localidades turísticas más pequeñas también tienen una alta expectativa para esta temporada. Hay lugares que aun con esta pandemia trabajaron muy bien como San Francisco, Luján, las termas de San Jerónimo y Balde, La Carolina y El Trapiche, con sus localidades vecinas, que son destinos que entendemos van a crecer mucho este verano por lo que le ofrecen al turista: están alejados de conglomerados urbanos, brindan tranquilidad y un marco especial de naturaleza. Y esto es algo que mucha gente va a demandar y privilegiar a la hora de elegir un destino turístico para el verano”.

Macagno señaló que “fue un desafío enorme gestionar la secretaría durante esta pandemia donde la responsabilidad era todavía mucho más grande”. Recordó que cuando asumió con el equipo “no había turismo interno, ni fecha de apertura, ni protocolos y el panorama era bastante sombrío”.

Cómo actuar en caso de tener un huésped con síntomas de COVID-19

• Deberá ser reportado de inmediato a las autoridades sanitarias locales.

• Los establecimientos no tienen ninguna obligación de alojar a personas con síntomas de la enfermedad.

Share.

About Author